QUÉ ES LA HEPATITIS B?

QUE ES LA HEPATITIS B

HÍGADO

El hígado es la víscera más voluminosa de nuestro cuerpo, y una de las más importantes en cuanto a la actividad metabólica del organismo, órgano esencial para la vida y tiene por funciones: secretar la bilis, formar el  glucógenos, fijar la grasa, convertir las sustancias nitrogenadas en urea, contribuir a la formación y destrucción  de los hematíes y neutralizar, fijar o destruir los venenos, toxinas o bacterias.

VIRUS

Un virus (de la palabra latina virus, toxina o veneno) es una entidad biológica capaz de autorreplicarse utilizando  la maquinaria celular. Es un agente potencialmente patógeno compuesto por una cápside (o cápsida) de  proteínas que envuelve al ácido nucleído, que puede ser ADN o ARN.

Que es la hepatitis B?

Resumen:
La hepatitis B es una enfermedad del hígado para la cual EXISTE VACUNA
La hepatitis B es la infección del hígado más común del mundo. La causa el virus de la hepatitis B (VHB (su sigla en castellano)ó HBV (su sigla en inglés),  que ataca al hígado y lo lesiona, si no es detectada y tratada en forma temprana puede producir fibrosis, cirrosis,  e incluso cáncer hepático (hepatocarcinoma), es causa importante de necesidad de trasplante de hígado, tiene un periodo aprox. de incubación de 45 -160 días, con una media de 100 días.
Una de las principales características de la Hepatitis B es que en la mayoría de los casos no presenta síntomas  visibles, hasta que no está en un período avanzado o bien en su etapa aguda, que muchas veces es confundido  con un malestar hepático pasajero.
Se transmite por la sangre, las relaciones sexuales sin protección, las agujas compartidas o reutilizadas, y de la  madre infectada al bebé recién nacido durante el parto. La mayor parte de los adultos infectados pueden librarse  del virus de la hepatitis B sin ningún problema, pero algunos adultos y la mayoría de los bebés y niños infectados  no pueden deshacerse del virus y desarrollan infecciones crónicas.
Lo bueno es que hay una vacuna segura para prevenir la infección de hepatitis B, y existen tratamientos nuevos  para los que ya están infectados con el virus.
Detectada a tiempo la hepatitis B tiene tratamiento farmacológico, que prescribirá un medico especialista en hígado (hepatólogo)

Cual es la causa de la hepatitis B

La hepatitis B es causada por un virus del género orthohepadnavirus perteneciente a la familia hepadnaviridae  conocido con el nombre de virus de la hepatitis B, VHB por su sigla en castellano y HBV como sigla de  consenso internacional.

Como se diagnostica la hepatitis B

Para comprobar si usted está infectado/a por el virus de la hepatitis B, su médico le indicará básicamente dos estudios de sangre. El resultado de estas pruebas lo interpretará el médico y así sabrá su usted tiene hepatitis B o No.
Las pruebas son las siguientes:

1. Detección de Ag virales (Ag S, o Ag E)
2. Detección de anticuerpos (Ac anti AgS, Ac anti AgC, Ac anti AgE)

Factores de riesgo

La hepatitis B es causa importante de hepatitis crónica y carcinoma hepatocelular en el mundo, con un periodo de incubación de 45 -160 días, con una media de 100 días.

– Se puede contraer hepatitis B por medio de:

    * Tener relaciones sexuales con una persona infectada sin usar preservativo
   * Compartir agujas para inyectarse drogas
    * Hacerse un tatuaje o una perforación en alguna parte del cuerpo con instrumentos sucios que se usaron con otras personas.
    * Pincharse con una aguja contaminada con sangre infectada (el personal sanitario puede contraer la hepatitis B de esta forma)
   * Compartir el cepillo de dientes o la máquina de afeitar con una persona infectada.
    * Viajar a países donde la hepatitis B es común (este simple hecho de forma aislada no determina que la persona se contagie si tiene los cuidados adecuados)
   * También, una mujer infectada puede transmitirle la hepatitis B a su bebé en el momento en que éste nace o por medio de la leche materna
    * Transmisión por contacto: se presenta frecuentemente en niños en zonas endémicas, generalmente ocurre en el entorno domiciliario por contacto directo entre una madre portadora y su niño o entre niños compañeros de juego, pero también puede ocurrir en guarderías infantiles y en salas de hospitalización que alberga pacientes con patologías crónicas graves (enfermedades que ocasionan retraso en las funciones mentales e incontinencia de esfínteres y neoplasias en niños)
   * Violación de la continuidad de la piel con herramientas contaminadas, como tatuajes, tratamientos cosméticos, peluquería y odontología
    * Transfusión de sangre y otros productos sanguíneos

Algunos síntomas:
La hepatitis B suele ser asintomática (sin síntomas), y cuando existen síntomas estos no suelen ser iguales para todos los casos, también sucede que los síntomas posibles son comunes a otras enfermedades, esto hace que el diagnostico solo pueda darlo un profesional, ante cualquier duda consulta con tu medico.

En los casos en que presenta síntomas, estos pueden ser:

Fatiga, cansancio
Náuseas
Fiebre baja
Perdida del apetito
Dolor muscular, de estómago y/o diarrea
Dolor de cabeza

Posteriormente, las personas HBV+ desarrollan:
Coluria, u oscurecimiento de la orina
Acolia, o deposiciones de color claro
Ictericia, o color amarillento de los ojos y la piel

Cómo vivir con la hepatitis B
¿Qué pasa si el virus me infecta? La hepatitis B se conoce como una “infección silenciosa” porque la mayoría de las personas no muestran ningún síntoma cuando se infectan. El 90 por cientos de los adultos infectados se libran del virus y desarrollan anticuerpos que protegen contra el HBV; este proceso puede tardarse hasta 6 meses. Las personas que se recuperan no pueden contagiar a otros ni pueden volverse a infectar con HBV. Por alguna razón, el 10 por ciento de los adultos infectados no son capaces de librarse del virus, y desarrollan infecciones crónicas de HBV; esto significa que obtienen resultados positivos durante más de seis meses en las pruebas para detectar el virus en la sangre. Estas personas requieren ser examinadas por un especialista del hígado o un doctor experto en HBV.

¿Cómo puedo saber si me recuperé o si tengo la infección crónica? Existe un sencillo análisis de sangre que el doctor puede solicitar para determinar si usted se está “recuperando” de una infección de hepatitis B o si presenta la infección crónica. Para que pueda tener una idea clara de su situación, usted debe solicitarle al doctor que pida un estudio serológico de tres partes de la hepatitis B. También debe solicitar una copia impresa de los resultados de sus análisis.

La interpretación de los análisis de sangre de la hepatitis B
Antes de explicar los análisis, hay dos términos médicos básicos con los que se debe familiarizar:
Antígeno: Una sustancia extraña para el organismo, como el virus de la hepatitis B.
Anticuerpo: Una proteína creada por su sistema inmunológico en respuesta a una sustancia extraña. Los anticuerpos se pueden producir en respuesta a una vacuna o a una infección natural, y usualmente lo protegen de infecciones futuras. La prueba que se usa para ayudarle a entender si tiene hepatitis B se llama estudio serológico de la hepatitis B. Este es un sencillo análisis de sangre de tres partes que su doctor puede solicitar. Los resultados se entregan en 7 a 10 días.

El estudio serológico de la hepatitis B consiste de las siguientes tres partes:
Antígeno de superficie de la hepatitis B (HBsAg): El “antígeno de superficie” forma parte del virus de la hepatitis B que se encuentra en la sangre de una persona infectada. Si el resultado es positivo, significa que el virus de la hepatitis B está presente.
Anticuerpo de superficie de la hepatitis B (HBsAb o anti-HBs): El “anticuerpo de superficie” se forma en respuesta al virus de la hepatitis B. El organismo puede producir este anticuerpo si usted es vacunado, o si se ha recuperado de una infección de hepatitis B. Si el resultado es positivo, su sistema inmunológico ha desarrollado con éxito un anticuerpo protector contra el virus de la hepatitis B, que le brindará protección a largo plazo contra infecciones futuras del mismo. Las personas que obtienen un resultado positivo en el anticuerpo de superficie no están infectadas y no le pueden contagiar el virus a los demás.
Anticuerpo del núcleo de la hepatitis B (HBcAb o anti-HBc): Este anticuerpo no otorga ninguna protección o inmunidad contra el virus de la hepatitis B. Un resultado positivo sólo indica que la persona puede haber estado expuesta al virus de la hepatitis B. Esta prueba a menudo se utiliza en bancos de sangre para examinar las donaciones; sin embargo, el doctor requiere los resultados de las tres pruebas para poder hacer un diagnóstico preciso.

Cuadro de resultados:

cuadrohepatitisb thumb QUÉ ES LA HEPATITIS B?

¿Cómo se diagnostica la infección crónica? Una persona con infección crónica se “diagnostica” cuando la prueba del antígeno de superficie de la hepatitis B sale positiva (HBsAg+) durante más de 6 meses. Esto significa que el sistema inmunológico de la persona no ha podido librarse del virus, el cual puede permanecer en el hígado durante mucho tiempo, incluso de por vida. Aunque los que tienen hepatitis B crónica corren un riesgo mayor de desarrollar enfermedades hepáticas más adelante, muchos llegan a gozar de una vida larga y saludable. Las personas con hepatitis B crónica deben visitar al especialista del hígado al menos una vez al año, o en caso necesario, con más frecuencia.

¿Cómo puedo evitar contagiarle la hepatitis B a otros? Si usted está infectado, le puede contagiar el virus a otros, por lo que es importante tomar ciertas precauciones para evitar que esto ocurra. Las parejas sexuales y los miembros del mismo hogar que viven en contacto estrecho deben hacerse la prueba de la hepatitis B, y en caso necesario, ponerse la vacuna contra la hepatitis B, ¡la cual los puede proteger de por vida! Los bebés cuyas madres están infectadas con hepatitis B deben ser vacunados en la sala de partos o a más tardar a las 12 horas de vida. Además, es importante mantener cubiertas las cortaduras y no compartir instrumentos filosos como navajas de afeitar, cepillos de dientes, aros,etc., pues por medio de éstos se pueden intercambiar pequeñas cantidades de sangre.

La hepatitis B no se transmite por contacto casual ni se contagia por estornudar, toser, abrazar o comer alimentos preparados por una persona infectada con HBV.

¿Existe algún tratamiento para la hepatitis B crónica? El futuro es muy prometedor para los que viven con hepatitis B crónica. Aunque no existe una cura total para la hepatitis B, hay tratamientos nuevos y prometedores que podrían beneficiar a algunos pacientes, retrasando el avance de la enfermedad. Actualmente, los fármacos aprobados por los entes reguladores de medicamentos gubernamentales son adefovir dipivoxil, lamivudina, entecavir ,telbivudine y tenofovir, son píldoras y el interferón alfa. alfa 2ª e Interferón alfa 2b) el interferón se administra por inyección.
Se ha demostrado que estos fármacos ayudan a disminuir el riesgo de que el virus de la hepatitis B cause daños al hígado. También hay muchos fármacos nuevos en desarrollo y en estudios clínicos.

¿Cómo puedo tener un estilo de vida saludable aun con hepatitis B crónica? Afortunadamente, las personas con
hepatitis B crónica pueden tomar ciertas medidas para mantener la salud del hígado. Lo más importante que se puede hacer es recibir chequeos regulares, ya sea con un especialista del hígado o con un doctor experto en hepatitis B, al menos una o dos veces al año. Usualmente, estos incluyen análisis de sangre, examen físico y ultrasonido del hígado. Si el virus de la hepatitis B está dañando al hígado, el doctor tiene que detectarlo lo antes posible para recomendar opciones posibles de tratamiento.
Otra cosa que se puede hacer para mantener la salud del hígado es limitar estrictamente el consumo de bebidas alcohólicas o evitarlas totalmente. La hepatitis B crónica y el alcohol constituyen una mezcla peligrosa.
Los estudios han demostrado que el alcohol, aun en cantidades pequeñas, puede causar daños a un hígado debilitado. Evitar el alcohol es una decisión que disminuye considerablemente el riesgo de sufrir más daños hepáticos.
Otra forma sencilla de mantener el hígado sano es consumir una dieta balanceada.
Aunque no hay una dieta específica para la hepatitis B crónica, los estudios han demostrado que el consumo de vegetales verdes y amarillos es bueno para el hígado, pues éstos tienden a protegerlo contra químicos nocivos. La dieta de la Sociedad Americana de Cáncer, que incluye alimentos bajos en grasa y colesterol y altos en fibra, también es beneficiosa. Los mariscos no son recomendables para las personas con hepatitis B por el riesgo de que estén contaminados.
Los mariscos crudos o que no están bien cocidos pueden contener una bacteria llamada Vibrio vulnificus, que es muy tóxica para el hígado.
Hable con su doctor para obtener la vacuna contra la hepatitis A. Las personas con hepatitis B crónica ya están infectadas con un virus hepático, por lo que es importante que se protejan contra otros. Asegúrese de que su farmacéutico y su proveedor de atención médica le recomienden medicamentos que no dañen al hígado. Esto incluye las medicinas con y sin receta médica, y los suplementos de hierbas, pues muchos de estos se procesan en el hígado. Además, evite inhalar vapores de pintura, disolventes de pintura, goma y productos de limpieza del hogar, que pueden contener químicos que podrían ser dañinos para el hígado.

Hepatitis “D” o Delta …. infección asociada a la hepatitis B

Descripción de la Enfermedad:
El comienzo suele ser repentino, con signos y síntomas que se asemejan a los de la hepatitis B. La hepatitis puede ser intensa y casi siempre coexiste con una infección por el virus de la hepatitis B. La hepatitis delta puede ser de curso limitado o evolucionar hasta volverse crónica. Los virus de la hepatitis delta (VHD) y de la hepatitis B (VHB) pueden producir infección coexistente, o la infección por el virus delta puede sobreañadirse a un estado de portador del VHB. En este último caso, la hepatitis delta a veces se diagnostica erróneamente como exacerbación de la hepatitis B crónica. En varios estudios realizados en Europa y en los Estados Unidos, del 25% al 50% de los casos de hepatitis fulminante se observa en el caso de superinfecciones y no de infecciones concomitantes; la aparición de un estado crónico casi siempre es producto de la superinfección.
El diagnóstico se hace por la demostración del antígeno vírico en el suero o en el hígado, o con mayor frecuencia, por la detección de anticuerpo total o IgM. Las técnicas más adecuadas para el diagnóstico son las de radioinmunoensayo o ELISA. El ARN vírico puede detectarse por hibridación del ácido nucleído.

Agente Infeccioso:
El virus de la hepatitis delta es una partícula similar a virus, de 35 a 37 ni, que consiste en una capa de AgsHB y de un antígeno interno único, el antígeno delta. Con el antígeno delta está encapsulado el genoma, ARN de un solo cordón que puede tener una conformación lineal o circular. El ARN no muestra hibridación con el ADN del virus de la hepatitis B. El VHD no puede infectar una célula por sí mismo, y necesita coinfección con el VHB para llevar a cabo un ciclo completo de réplica. A su vez, la síntesis del VHD ocasiona supresión temporal de la síntesis de los componentes del VHB.

Período de Transmisibilidad:
La sangre es potencialmente infectante durante todas las fases de la infección activa por el virus delta de la hepatitis. La mayor infeciosidad probablemente ocurre poco antes del comienzo de la enfermedad, cuando se detectan fácilmente en la sangre partículas que contienen el antígeno delta. Después del comienzo, la viremia probablemente disminuye con rapidez hasta niveles pequeños o no detectables. El virus delta se ha transmitido a chimpancés por la sangre de pacientes con infección crónica en los que no se detectaron las partículas que contenían el antígena delta.

Métodos de Control:
A. Medidas preventivas:
Para las personas susceptibles a la hepatitis B,como se recomienda en la hepatitis B en párrafos anteriores. La prevención de la infección por el VHB evitará la infección por el virus delta. Entre los portadores del VHB la única medida eficaz es evitar la exposición a cualquier fuente posible del virus delta. La IGHB, la inmunoglobulina y la vacuna contra la hepatitis B no protegen a los portadores del VHB de la infección por el VHD.

B. Control del paciente, de los contactos y del ambiente inmediato:
Igual que para la Hepatitis Vírica B.
C. Medidas en caso de epidemia:
Igual que para la Hepatitis Vírica B.
D. Repercusiones en caso de desastre:
Igual que para la Hepatitis Vírica B.
E. Medidas Internacionales:
Igual que para la Hepatitis Vírica B.

Distribución:
Mundial, pero su prevalencia varía ampliamente. Se presenta en forma epidémica o endémica en grupos de población que muestran gran riesgo de adquirir la infección por el VHB, incluidos aquellos en que la hepatitis B es endémica (en el sur de Italia, en África y América del Sur); en hemofílicos, drogadictos y personas que están en contacto frecuente con sangre; en instituciones que albergan a retrasados mentales, y , en menor extensión, en hombres homosexuales. Se han observado brotes epidémicos graves en América del Sur tropical (Brasil, Venezuela,Colombia) en la República Centroafricana y entre drogadictos en Worcester, Massachusetts (EUA).

Modos de Transmisión:
Se cree que es semejante al del virus de la Hepatitis B, que incluye la exposición a sangre y líquidos serosos corporales, agujas, jeringas y hemoderivados contaminados como serían el factor antihemofílico, y también por transmisión sexual.
Período de Incubación:
De 2 a 10 semanas en el caso de infecciones experimentales en chimpancés; no se ha precisado con exactitud en el hombre.
Susceptibilidad y Resistencia:
Todas las personas susceptibles a la hepatitis B o que son portadoras del VHB pueden ser infectadas por el VHD. Pueden producirse casos graves inclusive en los niños.

Referencias sobre trabajo: QUE ES LA HEPATITIS B?

Ultima actualización: 11 de mayo de 2009
Este trabajo esta en permanente ampliación y pertenece al proyecto “Nuevas preguntas nuevas respuestas”,  para su elaboración se consultaron las siguientes fuentes:

Base de datos de Hepatitis 2000 (2009)
Base de datos de Fundación HCV Sin Fronteras (2009)
HepaRed – Red de recursos contra las hepatitis virales (2009)
Dr. Héctor Cruz Lozada (2008)
Manual Guía para la Formación de Grupos de Mutua Ayuda – HCV Sin Fronteras y Civitas Firma (2009)
Base de datos Wikipedia (2009)
Hepatitis B Fundation (2008)

* Trabajo de recopilación, edición, corrección y traducción realizado por Hepatitis 2000 los textos son de libre uso bajo Copyleftsiempre que se site la fuente: Organización Hepatitis 2000 y la dirección Web: www.hepatitisc2000.com.ar